Torta de anchoa








¿Qué necesitamos?
500g de harina de fuerza
1/4 cucharadilla de sal
20g de levadura prensada
3 vasitos de agua templada
50g de filetes de anchoa escurridos y picaditos
1 cucharada de concentrado de tomate (yo no lo he utilizado)
Huevo batido para glasear
Aceite para engrasar

¿Cómo lo elaboramos?

Tamizamos la harina y la sal en un perol grande. Incorpore la levadura, agua templada y el aceite. Agregamos las anchoas picadas y el concentrado de tomate. Con una cuchara de palo y con la mano trabajamos hasta que la masa se ponga blanda.
Ponemos la masa sobre la superficie ligeramente enharinada y la amasamos enérgicamente unos 10 minutos, hasta que esté suave y elástica y ya no quede pegajosa.
Formamos una bola, la ponemos en un cuenco limpio, grande y engrasado, y dibujamos una cruz por encima. La tapamos con un plástico engrasado y la dejamos que suba en un lugar templado 1 hora aproximadamente o hasta que duplique su volumen.
Calentamos el horno a 200ºC. Engrasamos una placa para hornear grande.
Ponemos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amasamos rápidamente con los nudillos. Formamos un disco de aproximadamente 23cm de diámetro. La llevamos a la placa preparada y la untamos con huevo batido. Hacemos unos dibujos con el cuchillo. Lo horneamos aproximadamente 30 minutos.

**Dibujo: Con un cuchillo afilado, hacemos varios cortes paralelos, a 4cm de intervalo y de 5mm de profundidad por toda la superficie de la masa. Hacemos otros cortes atravesados, para que formen cuadros.


Cómo se sirve

Esta torta, de corteza blanda y dorada, y de miga jugosa y ligera, está deliciosa con quesos suaves y con ensaladas de verduras verdes. Para servirlo no lo corte a rebanadas con cuchillo, sino a trozos con la mano, ya que la irregularidad de la fractura lo hace más apetitoso.

Está realmente bueno!! :)